UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

sábado, 16 de agosto de 2014

¿EXISTÍA LA MEDIACIÓN EN LA PREHISTORIA?

LOS MASAI Y LOS IRAOJ

(c) Gallel Abogados
EXORDIO
- Acabo de regresar de Tanzania. Además de ser una tierra increíble a nuestros ojos "occidentales", no he podido evitar, en mi relación con diversos tipos de tanzanos con los que me he relacionado, preguntarles cómo resuelven los conflictos las diversas tribus entre sus propios miembros -intra- o éstos con los de otras tribus -inter-.
- Consecuencia de todo ello, no es, ni pretende serlo, mi intención, la de hacer un estudio antropológico ni mucho menos, exhaustivo sobre la cuestión. Todo ello me llevaría, probablemente, años, lo que no pretendo y, quizás, con mayor o menor error, podría llegar al mismo punto de conclusión que al que he llegado.

LOS IRAOJ
- Un día, acudimos a un poblado de la tribu IRAOJ (provenientes de Etiopía). La principal dedicación de los miembros de las cincuenta (50) familias que la componían era la de la construcción artesanal de ladrillos para sus viviendas a la manera, aunque más rudimentaria, que lo hacían los antiguos egipcios. La propiedad privada era de la vivienda dado su sedentarismo, pero no de los medios de producción, que eran colectivos.
- Pregunté al jefe de la tribu (a su vez, vicealcalde del Ayuntamiento), cuál era el sistema de resolución de conflictos. Me respondió que ellos sólo tenían conflictos con los MASAI, quienes les hurtaban el ganado; entonces, debían acudir al Tribunal ordinario. Le insistí en cómo resolvían los conflictos entre los miembros de su tribu, ante lo que, ahora, me respondió que, el Jefe de la tribu se reunía con los "ancianos" (mayores de 45 años), determinando la sanción a imponer al infractor, la que consistía en el pago a los ancianos de una (1) vaca -las costas procesales nuestras- y, dependiendo de la infracción, cuatro (4) vacas al ofendido -son polígamos y la "compra" de una mujer vale unas siete (7) vacas-. 
- Volví a insistirle más directamente sobre si mediaban, a lo que me respondió taxativamente, que NO. La razón que me dio fue que debía seguirse la TRADICIÓN en cualquier caso, por ello, no precisaban de la MEDIACIÓN. No volví a preguntar más.

LOS MASAI
- Actué de la misma manera, pero, esta vez, con el MASAI, pueblo proveniente de los pueblos del Nilo -me recuerdan a los antiguos egipcios en aspecto y ritos-, pueblo dedicado únicamente a la ganadería. Las chozas en las que viven son propiedad de la comunidad MASAI, las ocupan durante un año, abandonándolas a su fin y ocupando las que otros han dejado, llevando su ganado a nuevos pastos. 
- Directamente me respondió que los conflictos se resolvían luchando un guerrero contra otro. Continuó diciéndome, sin preguntarle, que, no obstante, los padres de los respectivos guerreros trataban de hablar directamente con su respectivo hijo-guerrero a fin de hacerle ver que había otras vías distintas de las de la lucha (AUTOTUTELA) y les enseñaban a recapacitar y encontrar cuál de todas ellas solucionaría su conflicto (¿MEDIACIÓN?). 
- Si, a pesar de todo, ello no se conseguía, se reunía el Jefe de la tribu con los "ancianos", formando el "LOIBOI" que imponía la solución del conflicto (HETEROCOMPOSICIÓN). Las penas eran las mismas que las que imponían los IRAOJ.

CONCLUSIONES
- ¿Existía, pues, la MEDIACIÓN EN LA PREHISTORIA? 
- Si tomamos en consideración que los MASAI (los que viven en la sabana) se hallan, a día de hoy, en la Edad de los Metales, la respuesta debe ser AFIRMATIVA.
- Sin embargo, la evolución en el tiempo, dirigida por la "TRADICIÓN", entendida como la conservación de los valores de los mayores, la preservación del orden establecido, el asentamiento y la propiedad privada de la vivienda, pues la de los medios de producción es colectiva, parece ser que pueden ser determinantes en la "desaparición" de la MEDIACIÓN en su evolución histórica.
- Vale la pena "volver atrás" en el método resolutorio de conflictos, utilizando aquello que la Prehistoria "creó" para resolver pacíficamente por los propios contendientes. LA MEDIACIÓN. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada