UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN

UNA FINESTRA OBERTA AL MÓN
(c) Gallel Abogados

viernes, 4 de septiembre de 2015

EL DARDO ES LA PALABRA (III)


(c) Gallel Abogados

- Llegamos a nuestra tercera entrada de esta serie homenaje a D. Fernando LÁZARO CARRETER con la sana pretensión de ayudarnos a todos a desterrar de nuestro lenguaje aquellas palabras estereotipadas por la Prensa, poderes públicos, el sector cinematográfico y los propios Juristas, que suponen mal uso del lenguaje, bien por laxitud en la traducción literal del idioma inglés, ora por el alargamiento petulante de las palabras o, sencillamente, porque lanzamos el "dardo" "a ver si suena", sin más. 
- El uso correcto del lenguaje es tan importante para la comunicación entre personas, como conducir bien, para evitar accidentes.
- Aquí van unas cuantas palabras y usos incorrectos:
- Edil: procedente de la palabra latina "aedes", significando: edificio, casa templo y así los "ediles" eran quienes los tenían bajo su cuidado.
- Incautar: tomar posesión un tribunal u otra autoridad competente de alguna cosa
- Decomisar: derivado del sustantivo "comiso", según el "Diccionario de Autoridades": pena de perdimiento de alguna cosa que se trafica, vende o comercia con las leyes; en Latín, "commissum" significó "delito cometido" y también "aquello que se quita al delincuente".
- Confiscar: privar a uno de sus bienes y aplicarlos al Fisco.
- Cesar: nadie puede ser cesado, sino destituido, pues cesa uno mismo de un cargo.
- Statu quo: No podemos dejar pasar por alto esta locución tan denostada a raíz de su utilización como nombre del grupo de rock "Status quo", cuya "-s" final corrompe la palabra y desnaturaliza la frase. En efecto, "statu", sin la "-s" final, es el ablativo singular de "status", significando "en el estado", indicando modo, mientras que "status" podría ser, salvo el dativo y el ablativo, cualquiera otra de las declinaciones de la palabra "estado". Así pues, "statu quo" significa "en el estado en que", el estado en que se encuentran las cosas en un determinado momento. Ni qué decir tiene que "estatus quo", con la "e-" a comienzo de palabra no merece más mención por lo aberrante.
- Deliberar: los Jueces nunca deliberan la sentencia, sino que "deliberan sobre" ella.
- Si "legítimo" es todo aquello que existe i se produce conforme a las leyes, la acción de retirar a algo tal condición sería "ilegitimarlo", sin embargo "deslegitimar" implica perder legitimidad, pero sin dejar de ser legal. Así, a través de los términos ingleses "to illegalize" y "to delegalize" entenderíamos "deslegalizar" o privar a alguien o algo del estatuto que como tal disfruta, sin referencia a consecuencias ulteriores, e "ilegalizar", además de lo anterior, pasaría a constituir delito su funcionamiento público i clandestino. Algo sobre lo que no existía legislación sólo puede ser "ilegalizado", pero no "deslegalizado", pues no son sinónimos.
- "Transar": palabra que el Diccionario de la RAEL sólo acepta su uso con el significado de "transigir, ceder, llegar a una transacción o acuerdo" en el continente americano. Su procedencia a través del verbo "to transact" inglés, cuyo significado -tramitar- permite obviar cualquier tipo de precisiones de cómo se transige o pacta.
- No conocía el Académico don Fernando la palabra inglesa "feedback", a la que calificaría de barbarismo innecesario. Peor sería si conociese cómo se traduce al castellano: "retroalimentar", "realimentarse", palabras extremadamente alargadas (como a él nada le gustaban) propias de "magines inopes" (como él decía). Me atrevo a pensar, intentando hacerlo como él podría haberlo hecho (salvas las distancias y el debido respeto) para comprobar que su significado viene de la técnica electrónica, siendo así la vía de salida y retorno eléctrico que se produce en un circuito. Este tecnicismo, que, según el diccionario "COLLINS" lo define como "the return of part of the output of an electronic circuit, device, or mechanical system to its input, so modifying its characteristics", es decir, el regreso de parte de lo que sale de un circuito electrónico, aparato o sistema mecánido, hacia su entrada, pero modificando sus características". Pero, traspasado a un término coloquial nos remite a la "respuesta" que da el público a un conferenciante, las sensaciones que éste percibe, a modo de que las palabras salen (output) de la boca del parlante y las sensaciones de sus oyentes entran (input) en los sentidos del hablante. Llamémosle, pues, "respuesta" dada por el público al "feedback".
- Cuestión de confianza (que no "moción de confianza") es la "pregunta" que el Presidente del Gobierno hace al Parlamento para comprobar cuántos parlamentarios van a apoyarle.
- Moción de censura es aquélla "propuesta" que hacen los parlamentarios para reprobar la acción del Presidente del Gobierno.
- "Autor intelectual" término muy usado en la práctica forense penal, absolutamente erróneo, pues, aludiéndose al "planeamiento" de un hecho delictivo, "coloca al intelecto bajo sospecha" (D. Fernando dixit). Deberemos utilizar "planeador", "urdidor", "maquinador", a pesar de que se pretenda distinguirlo del "autor material", término igualmente incorrecto, pues éste es el único "autor", el ejecutor del "acto" delictivo.
- Suele utilizarse el término "Administrador in pectore" de una sociedad de capital, para referirse al "Administrador de hecho"; el término "in pectore" refiere a aquello que se guarda en el pecho como secreto, como proyectado, pero sin manifestarlo. El Administrador "de hecho" lo es "de facto", no "de iure", al que todos conocen por su evidencia en administrar ad intra y ad extra la sociedad, lo cual es lo contrario a "oculto".
- Decía D. Fernando, con acertado dardo en diana que "No hay remedio: existe un auténtico terrorismo idiomático. Son cada día más los dedicados a apretar el gatillo contra él. Unas veces, por mero prurito o picor de hablar inglés (recreados y gozosos, creen saber más cosas); otras, por falta de vertebración mental". 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada